Transformarse en Empresa TPM / Lean

Nuestras asunciones más profundas llamadas Paradigmas o Modelos Mentales, hacen que seleccionemos de manera implícita algunos aspectos de la realidad que percibimos como más sobresalientes o importantes que otros. Estos orientan la definición que hacemos de los problemas, la interpretación de sus causas y las acciones que tomamos.

El Movimiento TPM/Lean con su larga historia de éxitos es responsable de cambiar algunos Modelos Mentales del mundo industrial. Por ejemplo: enormes inventarios de producto en proceso o terminado que fueron vistos históricamente como saludables, hoy son mirados como fuente o síntomas de pérdidas. El concepto de “lote económico” es otro de los que se va transformando lentamente en inaceptable a medida que cambiamos nuestra mirada sobre el stock y tomamos conciencia que debemos producir lo que el cliente quiere en la calidad y cantidad que lo quiere ya que el resto es pérdida.

Hoy sabemos, a partir del modelo Toyota, que se trata de eliminar el inventario, no de manejarlo.

Transformarnos entonces en una empresa TPM/Lean no implica sólo aplicar herramientas como SMED, KANBAN u otras, sino de mejorar el desempeño organizacional, ver los problemas y resolverlos incrementando de esta manera las competencias de los miembros de la empresa. En resumen: se trata de modificar los procesos de pensamiento de cada persona en la compañía.
En relación al descubrimiento de los problemas: Crear una “Conciencia Kaizen”

Una tendencia humana general es culpar a las circunstancias cuando hay dificultades. El Modelo Mental de TPM/Lean implica asumir responsabilidades, desafiar los preconceptos y llevar a cabo procesos de definición del problema como 5W y 2H o 5 Por qué hasta llegar a la causa raíz.
Por otro lado implica también frenar la tendencia a las soluciones rápidas. Los problemas serios requieren soluciones serias.

En relación a la solución de los problemas: Ir y Ver.

Dice Tahichi Ohno “Los datos son buenos pero los hechos son mejores”. Debemos ver lo que pasa, ir a GEMBA, el lugar donde suceden los acontecimientos , en el momento correspondiente, en el proceso problemático, con las personas que allí trabajan, porque la resolución de problemas no es un ejercicio de preguntas abstractas. Por el contrario son experiencias que permitirán descubrir la falla a través de múltiples iteraciones. Uno de los problemas más comunes en las empresas consiste en tomar decisiones en el escritorio sin caminar la empresa y ver que sucede realmente en el piso de la fábrica.

En relación a los Recursos Humanos: Desarrollar personas antes que hacer cosas

En un lugar de trabajo TPM/Lean el proceso productivo se lleva a cabo con los más altos estándares, cada trabajador identifica de manera constante los problemas y trabaja activamente para resolverlos, los líderes trabajan acompañando a su equipo en estos procesos de aprendizaje continuo. No cabe duda que resolver los problemas es importante, pero al mismo nivel de importancia está el aprendizaje durante esta situación.

En resumidas cuentas, y como dijo Michikazu Tanaka (ex director de Daihatsu): “En términos de resultados, TPM/Lean implica reducir el trabajo en proceso, mejorar la productividad y bajar los costos. Pero el verdadero objetivo es desarrollar las capacidades de cada individuo y generar así una altísima motivación”