Secciones: Newsletters

Los Pilares del TPM

Aquí encontrará contenidos de: , ,

Contacto: / email: raul@actiongroup.com.ar

¿Qué son los Pilares TPM?

Los pilares son las estrategias fundamentales para desarrollar el programa. Estos pilares sirven de apoyo para la construcción de un sistema de producción ordenado. Se implantan siguiendo una metodología disciplinada, potente y efectiva. Los pilares considerados por el JIPM como necesarios para el desarrollo del TPM en una organización son ocho a saber:

1. Mejoras Enfocadas o Kobetsu Kaizen

Son actividades que se desarrollan con la intervención de las diferentes áreas comprometidas en el proceso productivo, con el objeto maximizar la Efectividad Global de Equipos, procesos y plantas; todo esto a través de un trabajo organizado en equipos funcionales e interfuncionales que emplean metodología específica y centran su atención en la eliminación de cualquiera de las 16 pérdidas existentes en las plantas industriales.

2. Mantenimiento Autónomo o Jishu Hozen

Una de las actividades del sistema TPM es la participación del personal de producción en las actividades de mantenimiento. Este es uno de los procesos de mayor impacto en la mejora de la productividad. Su propósito es involucrar al operador en el cuidado del equipamiento a través de un alto grado de formación y preparación profesional, respeto de las condiciones de operación, conservación de las áreas de trabajo libres de contaminación, suciedad y desorden.

El mantenimiento autónomo se fundamenta en el conocimiento que el operador tiene para dominar las condiciones del equipamiento, esto es, mecanismos, aspectos operativos, cuidados y conservación, manejo, averías, etc. Con este conocimiento los operadores podrán comprender la importancia de la conservación de las condiciones de trabajo, la necesidad de realizar inspecciones preventivas, participar en el análisis de problemas y la realización de trabajos de mantenimiento liviano en una primera etapa, para luego asimilar acciones de mantenimiento más complejas.

3. Mantenimiento Planificado

El objetivo del mantenimiento planificado es el de eliminar los problemas del equipamiento a través de acciones de mejora, prevención y predicción. Para una correcta gestión de las actividades de mantenimiento es necesario contar con bases de información, obtención de conocimiento a partir de los datos, capacidad de programación de recursos, gestión de tecnologías de mantenimiento y un poder de motivación y coordinación del equipo humano encargado de estas actividades.

4. Mantenimiento de la Calidad o Hinshitsu Hozen

Esta clase de mantenimiento tiene como propósito mejorar la calidad del producto reduciendo la variabilidad, mediante el control de las condiciones de los componentes y condiciones del equipo que tienen directo impacto en las características de calidad del producto.  Frecuentemente se entiende en el entorno industrial que los equipos producen problemas cuando fallan y se detienen, sin embargo, se pueden presentar averías que no detienen el funcionamiento del equipo pero producen pérdidas debido al cambio de las características de calidad del producto final. El mantenimiento de la calidad es una clase de mantenimiento preventivo orientado al cuidado de las condiciones del producto resultante.

5. Prevención del Mantenimiento

Son aquellas actividades de mejora que se realizan durante la fase de diseño, construcción y puesta a punto de los equipos, con el objeto de reducir los costes de mantenimiento durante su explotación. Una empresa que pretende adquirir nuevos equipos puede hacer uso del historial del comportamiento de la maquinaria que posee, con el objeto de identificar posibles mejoras en el diseño y reducir drásticamente las causas de averías desde el mismo momento en que se negocia un nuevo equipo. Las técnicas de prevención de mantenimiento se fundamentan en la teoría de la fiabilidad, esto exige contar con buenas bases de datos sobre frecuencia de averías y reparaciones.

6. Areas administrativas

Esta clase de actividades no involucra el equipo productivo. Departamentos como planificación, desarrollo y administración no producen un valor directo como producción, pero facilitan y ofrecen el apoyo necesario para que el proceso productivo funcione eficientemente, con los menores costes, oportunidad solicitada y con la más alta calidad. Su apoyo normalmente es ofrecido a través de un proceso que produce información. Allí también las perdidas potenciales a ser recuperadas son enormes.

7. Educación y Entrenamiento

Las habilidades tienen que ver con la correcta forma de interpretar y actuar de acuerdo a las condiciones establecidas para el buen funcionamiento de los procesos. Es el conocimiento adquirido a través de la reflexión y experiencia acumulada en el trabajo diario durante un tiempo. El TPM requiere de un personal que haya desarrollado habilidades para el desempeño de las siguientes actividades:

  • Habilidad para identificar y detectar problemas en los equipos.
  • Comprender el funcionamiento de los equipos.
  • Entender la relación entre los mecanismos de los equipos y las características de calidad del producto.
  • Poder de analizar y resolver problemas de funcionamiento y operaciones de los procesos.
  • Capacidad para conservar el conocimiento y enseña a otros compañeros.
  • Habilidad para trabajar y cooperar con áreas relacionadas con los procesos industriales.

8. Seguridad y Medioambiente

El número de accidentes crece en proporción al número de pequeñas paradas. Por ese motivo el desarrollo del Mantenimiento Autónomo y una efectiva implementación de las 5S son la base de la seguridad. El Kobetsu Kaizen es el instrumento para eliminar riesgos en los equipos. La formación en habilidades de percepción es la base de la identificación de riesgos ya que el personal formado profundamente en el equipo asume mayor responsabilidad por su salud y su seguridad.
La práctica de los procesos TPM crean responsabilidad por el cumplimiento de los reglamentos y estándares lo que disminuye las pérdidas y  mejora la productividad.

 

Ing. Raúl A. Perez Verzini
Instructor Internacional TPM # 723
Instituto Japonés de Mantenimiento de Plantas.

 

 

Ing. Raúl A. Perez Verzini

Ha liderado procesos de Cambio y Desarrollo Organizacional por más de 20 años. Posee amplia experiencia en consultoría de empresas, focalizándose en Sistemas de Gerenciamiento Industrial, tales como Lean, 5 “S” y Total Performance Management (TPM o Mantenimiento Productivo Total). Ha conducido Reingenierías de Procesos promoviendo cambios a gran escala. Coordinó implementaciones de las normas ISO 9001 e ISO 14001 desempeñándose como Asesor y Auditor Líder. Es especialista en el desarrollo e implementación de programas para la Gestión del Cambio tendientes a la mejora de los indicadores claves del negocio. Con sólida formación humanista es Magister en Desarrollo y Comportamiento Organizacional por la Universidad Diego Portales de Santiago de Chile donde recibió el Premio a la Excelencia Académica 2001. Es Instructor Internacional de TPM con el Número 723, certificado por el Japan Institute of Plant Maintenance. Estudió en Chile, Colombia, Brasil, USA, Canadá y Japón los procesos de involucración de las personas y su impacto en los aumentos de productividad, calidad y rentabilidad. Graduado en Ingeniería Civil por la Universidad Católica de Córdoba. Es Director y Consultor de Action Group, Education & Consulting. Ha ocupado puestos gerenciales en el Grupo Holderbank y en la Corporación Cementera Argentina S.A. Sus hobbies son el montañismo, la Antropología Filosófica y la Teología. Linkedin - Viadeo

Contacto: raul@actiongroup.com.ar

Reciba nuestro Newsletter

Nombre:
Bochure

Brochure
Descargue nuestro brochure Brochure

Estamos orgullosos de apoyar a: greenpeace grameen-bank amnesty

Comunicación Digital | Alevosa