Las Siete Leyes para Capacitadores y Entrenadores

Por más de 100 años, las personas en el campo de la educación han estudiado las Siete Leyes de la Enseñanza de John Milton Gregory, tal vez, una de las descripciones más duraderas del arte de enseñar.

Son conocidas también como las Leyes de Gregory y, si bien nacieron pensadas para los docentes en el espacio de la educación alrededor de 1884, se aplican igualmente hoy a capacitadores y entrenadores en el ámbito de las organizaciones a fin de mejorar su desempeño en la función. Lo invitamos a considerarlas.
Las Leyes de Gregory que le proponemos conocer y considerar son las siguientes:

 

Ley 1: La ley del Docente Conozca clara y familiarmente aquello que desea transmitir, hacia delante y hacia atrás. El conocimiento le dará el poder para ser entusiasta y estar preparado. Dice una vieja frase que: aquellos que pueden hacer, hacen; y aquello que no pueden hacer, entrenan
Ley 2: La ley del Aprendiz Gane y mantenga la atención y el interés de las personas en el contenido de la enseñanza. No trate de transmitir si no hay atención. Los mejores entrenadores saben que el entendimiento mutuo con la audiencia es esencial para el éxito. Mantener el interés de los entrenados requiere interacción, técnicas de presentación variadas e información relevante para sus necesidades.
Ley 3: La Ley del Lenguaje Use términos con el mismo contenido significativo para usted y para los participantes. Usar un lenguaje común es muy importante. Los buenos entrenadores evitan la jerga y las siglas que pueden no ser familiares para todos. Usar imágenes y elementos visuales para ilustrar cada punto puede mejorar la unidad de comprensión. Y siempre hágalo de manera simple!!!
Ley 4: La Ley del Contenido Comience con aquellos elementos del tema que ya son bien conocidos para los presentes y proceda con el material nuevo en pasos simples, pequeños y naturales. Los entrenadores experimentados comprenden la importancia de unir nueva información con aquello que la audiencia ya conoce. Ayúdelos a ver las formas en las que el nuevo contenido se aplicará a sus experiencias de vida y futuros desafíos.
Ley 5: La Ley del Proceso de Enseñanza Enseñar es estimular. En consecuencia, estimule la mente de sus alumnos para actuar. Mantenga sus pensamientos tan delante de sus expresiones como sea posible, poniéndolos en actitud de descubridores y anticipadores. Una técnica de entrenamiento absolutamente beneficiosa es focalizarse en el auto-aprendizaje y el descubrimiento. Llevar luego esos tópicos a la vida y el hogar de cada uno de los participantes hará del aprendizaje una actividad con sentido.
Ley 6: La Ley del Proceso de Aprendizaje Requiere del participante revisar internamente aquello que ha aprendido, en sus variadas fases y aplicaciones hasta poder expresarlo en sus propias palabras. El verdadero aprendizaje proviene del hacer, no tan solo del escuchar. Use role-playing, interacción y ejercicios prácticos para estimular acciones futuras con el material presentado. Las personas que pueden hacer esto en el entrenamiento se sentirán más cómodas para hacer lo mismo en la vida real
Ley 7: La Ley de la Revisión y la Aplicación Revisar, revisar y revisar, profundizando su impresión con nuevos pensamientos, uniendo todo con significados adicionales, encontrando nuevas aplicaciones, corrigiendo las miradas erróneas y buscando verdades compartidas. Los entrenadores con experiencia ven el valor de la revisión al final de sus presentaciones.

 

Aplicando estas siete leyes en nuestra actividad como entrenadores y capacitadores, los participantes aprenderán mejor y podrán aplicar lo que han aprendido. Y nosotros seremos exitosos produciendo cambios en vidas y organizaciones