El dilema de los Mandos Medios

Cada vez que entramos a una empresa y comenzamos a conocer su estructura y funciones, surge rápidamente la demanda respecto de los Mandos Medios: que si hay que capacitarlos, que si están asumiendo todas sus responsabilidades, que si toman o no decisiones, que si se “hacen cargo”, etc.

En general también se repiten algunas situaciones sin importar demasiado en qué tipo de industria o servicio nos encontramos:

 

  1. Las personas llegaron a esa posición por ser excelentes técnicos, conocedores del metier, gente de confianza y/o con muchos años en la organización. En general nadie evaluó si tienen las competencias necesarias para gestionar.
  2. Se critica su carencia a la hora de tomar decisiones. Sin embargo pocas veces está claro hasta dónde pueden decidir sin quedar expuestos por sus jefes y criticados frente a sus colaboradores.
  3. En las organizaciones más tradicionales, tienen la carga de alcanzar ciertos resultados sin la posibilidad de elegir a sus equipos, o las formas de trabajar o ambas.

 

Así y todo, y una vez que el desafío de ser “jefe” fue aceptado, hay responsabilidades relacionadas con lo que llamamos junto con Peter Senge “liderazgo local”, que son intransferibles (y difícilmente posibles de “patearse” hacia arriba).

 

Cuáles son?

Los Mandos Medios son responsables por el clima de trabajo en sus equipos

Si bien es posible que existan circunstancias difíciles en la empresa, como líderes de un grupo, los mandos medios tienen mucho control sobre el estado de ánimo a nivel local y es desarrollando algunas competencias y manejando ciertas herramientas, como esta responsabilidad puede llevarse a cabo (construyendo una visión del grupo, gestionando el desempeño, manteniendo una comunicación transparente y continua, facilitando recursos)

 

Los Mandos Medios son responsables por el desarrollo de sus colaboradores

Sí. Porque los conocen (o deberían hacerlo) y saben de sus fortalezas y oportunidades de mejora. El hecho de promover la transmisión de conocimientos, habilidades y actitudes dentro del equipo de trabajo es efectivo, más allá de que exista dentro de la empresa alguna actividad adicional de formación.

 

Los Mandos Medios son responsables por la negociación (y justificación) de los recursos necesarios

Qué tema este! No estoy diciendo que sean responsables de asegurar que esos recursos existirán. Pero sí de hacer todo el esfuerzo para conseguirlos. Porque esto será valorado por las personas más allá de que se concreticen o no.

 

Los Mandos Medios son responsables de planificar correctamente las cuestiones operativas

Asignación de tareas, gestión de tiempos y plazos son una tarea fundamental de quien tiene a su cargo un grupo de personas. Esto permite no sólo obtener los resultados requeridos sino también analizar y distribuir correctamente cargas de trabajo y fechas de entrega de productos y/o información.

 

Conclusión

Un nivel de mandos medios que funcione bien, creará proactivamente una corriente constante de nuevas iniciativas para solucionar problemas y concretar nuevas oportunidades. Por otro lado, promover entre ellos un espacio de contención e intercambio de experiencias, funcionará como una usina de soluciones a las problemáticas del día a día.

Aquí radica la importancia de una formación integral, adecuada a las necesidades de la empresa y organizada de modo que cubra todos los aspectos relacionados con el puesto que estas personas ocupan.

La esencia de una excelente gestión es una excelente educación. Sólo podremos crear innovaciones y avanzar si nuestros mandos medios son capaces de operar por sí mismos.

Desarrollar las capacidades de los mandos medios es una decisión estratégica para la organización. Son ellos luego los responsables de llevar a cabo con éxito los procesos y/o productos que permiten a la empresa sostenerse y crecer en el mercado.

 

Hasta el próximo news,

Lic. Viviana Liptzis